Reporte Político al Quinto Congreso del Partido Socialista del Pueblo Africano

El Partido Socialista del Pueblo Africano (APSP) saluda a este tan esperado y demorado Quinto Congreso. Este es un Congreso exigido por la extrema crisis por la que atraviesa el imperialismo y por la increíble transformación de nuestro Partido. Hemos hecho grandes saltos en nuestro desarrollo político y en nuestra práctica cotidiana que hace necesario celebrar este Congreso para unificar a todo el partido y consolidar nuestro entendimiento y dirección.
Los Imperialistas No Podrán Detener La Ola de Liberación Nacional
La lucha post- colonial de los pueblos y países en contra del poder blanco imperial, representa los eventos definitivos del mundo actualmente. Estas son luchas para revertir el veredicto del imperialismo y desmantelar la historia imperial de los últimos 600 años que han creado la actual configuración política,   económica y social  del mundo.
Estas luchas han alcanzado masa crítica y han desafiado al imperialismo como se merece,  como si no hubiera nada que los imperialistas pudieran hacer para detener esta ola de resistencia que representa el verdadero progreso en los asuntos de la humanidad.
Las viciosas guerras de ocupación en Irak, Afganistán, y hoy extendidas a Pakistán; el terror genocida dirigido al pueblo Árabe de la Palestina ocupada, en defensa del ilegítimo estado colonial blanco nacionalista de Israel que muy apenas descansa en los territorios robados; la ocupación de las Naciones Unidas, y  la directa ocupación imperial  de los Estados Unidos, sobre la históricamente saqueada y perseguida Haití; los continuos esfuerzos subversivos para socavar los movimientos hacia la independencia y la democracia social a lo largo de Sur América- ninguno de estos esfuerzos imperialistas tendrán éxito en cambiar el curso de la Historia, que dentro del Partido Socialista del Pueblo Africano hemos caracterizado como la era de la Ofensiva Final en contra del imperialismo.
Las continuas amenazas y golpes de pecho por parte de los Estados Unidos en contra de La Republica Democrática del Pueblo Coreano y La Republica Islámica de Irán, no lograrán detener la marcha de la historia, sin importar el futuro inmediato de esos regímenes, los cuales debemos defender de la agresión Estadounidense.
Ni el Orden de EEUU en África (U.S. África Command AFRICOM), o el increíble despliegue de agresiones contra África -de las que está siendo objeto en la actualidad y através de su historia colonial y neocolonial- por parte de los Estados Unidos, tendrán éxito en mantener el yugo de muerte contra África y su futuro.
Cada vez más los Pueblos del mundo reconocen que las fanfarronerías y maquinaciones de los Estados Unidos no son más que desesperadas, casi histéricas maniobras de una bestia moribunda, o como los eruditos imperialistas suelen decir- un imperio en declive.
No existe evidencia más grande de la desesperación imperialista, que la selección de Barak Hussein Obama como presidente y el más alto representante público del imperialismo hacia el mundo, por parte de la clase blanca en el poder. Cada vez más, el esfuerzo de esconder al imperialismo y ponerle cara de esclavo está siendo reconocida por los pueblos por lo que es: un ingenuo acto de desesperación.
Sin embargo, aunque las luchas por los pueblos del mundo en contra del imperialismo son una potente amenaza a sus cimientos, por lo general, la mayoría de estas luchas no están conscientes de su conectividad. Muchas veces, estas luchas se generan por las condiciones brutales de existencia impuestas por el imperialismo-, forzando a los pueblos a levantarse como un acto de auto-defensa.
El Partido es la Fuerza Anti- Colonial de Estos Tiempos
El trabajo político de nuestro partido es informado por nuestro entendimiento que el capitalismo, el sistema social del imperio moderno, tiene su origen en la esclavitud, el bandidaje y el colonialismo. Para los Pueblos oprimidos del mundo, incluyendo al Pueblo Africano, esto es lo que define nuestra existencia común y es lo que se lucha en contra en todos los continentes.
El trabajo del Partido Socialista del Pueblo Africano (APSP) es lo que le da coherencia a la lucha en contra del imperialismo y tiene que ser entendido por todo el partido y nuestro movimiento aunque sea solo por ese motivo.
En febrero de 1997, en el Cuarto Congreso de nuestro Partido que se llevó acabo en San Petersburgo, Florida, definí al (APSP) y su significado para la clase obrera Africana con nuestro credo teórico- El Internacionalismo Africano:
-Hoy, el pueblo obrero y campesino Africano, en el Partido Socialista del Pueblo Africano (APSP), tiene a su propio partido revolucionario que es consciente de su misión y que esta luchando para acumular fuerza y posición.-
-Es un partido anticolonial de todo el pueblo. Nuestro partido tiene sus raíces  en la clase obrera/ campesina Africana, la cual representa la fuerza social más consistentemente revolucionaria dentro de las fronteras Estadounidenses. Es con el liderazgo de la clase obrera/ campesina y bajo sus intereses, que la lucha se tiene que librar para lograr una conclusión revolucionaria.-
-Es un partido Socialista. Consciente de su lucha contra el colonialismo como parte y parcela de la pugna mundial para destruir este sistema parásito social, construido por la esclavitud, el genocidio y el colonialismo, basado en la propiedad privada y el control privado de los recursos de todo el mundo por unos cuantos hombres y estados ladrones, a expensas de la vasta mayoría de la humanidad. Inclusive la pobreza y desdicha de los pueblos oprimidos del mundo, incluyendo al pueblo Africano, tienen su base en esta relación de parasitismo.
-Es un partido internacionalista que comprende que el aprieto histórico del pueblo Africano, en África y alrededor del mundo, es parte de un proceso de vivir a costillas de otros,  impuesto por Europa al resto del mundo. También comprendemos que la lucha por liberar y unificar África y a su gente es una parte integral de los esfuerzos de los pueblos del mundo para derrotar al imperialismo parásito.
-Es un partido revolucionario que comprende que la liberación y unificación de África, la derrota del colonialismo, y la victoria del socialismo solo puede ocurrir con la destrucción total del capitalismo parasítico imperialista por la clase obrera aliada al campesinado y con las masas trabajadoras de todo el mundo.-
-Estas características del Partido Socialista del Pueblo Africano (APSP) representan una fuerza increíble de la clase obrera Africana. Esto significa que antes de que la crisis del imperialismo se muestre como una lucha revolucionaria por las masas concientes Africanas, la clase obrera ya cuenta con un su propio partido, consciente de sus intereses de clase y acumulando todo lo necesario para completar la revolución de los 60’s.
-Estamos aquí a pesar de todos los esfuerzos del imperialismo Norte Americano de destruir todo potencial de desarrollo de una revolución Africana dentro de sus fronteras. No hubo modo de que el sangriento imperialismo Norte Americano se hubiera imaginado que aunque mientras intentaban destruir todos los remanentes de la Revolución Negra de los Sesentas, un proceso revolucionario se estuviera desarrollando en sus propias narices, en el Partido Socialista del Pueblo Africano (APSP).-
-Pero ese fue el caso. Hoy 25 años después, estamos presentes para iniciar la ofensiva final contra el imperialismo internacional encabezado por el imperialismo Estadounidense.-
Claro está que en esta época en la que vivimos y luchamos, cuando el imperialismo se enfrenta a contradicciones formidables, nuestro partido, con 38 años de existencia, con entusiasmo reafirma su compromiso con la liberación del África y su reunificación socialista.
La presente era pone en los hombros del destacamento avanzado de nuestra clase y de nuestra nación dispersada, la responsabilidad de mostrar la línea a seguir, guiándonos a la victoria.
Es muy claro que la historia de nuestro partido, la claridad de nuestra avanzada teoría revolucionaria y lo correcto de nuestra línea política ha preparado al Partido Socialista del Pueblo Africano, más que cualquier otra organización, para esta tarea. 
Sin embargo, para poder cumplir con la misión histórica que nos ha impuesto nuestra clase social, debemos profundizar nuestra preparación para caminar hacia la victoria durante esta era histórica de la ofensiva final contra el imperialismo.
El Partido Socialista del Pueblo Africano es Heredero de Marcus Garvey
En muchas formas el (APSP) continua el legado del movimiento de los años de 1920 de Marcus Garvey y su organización, The Universal Negro Improvement Association (UNIA), con una membresía de 11 millones  de Africanos.
Por siglos el África y sus hijos dispersados han sufrido ataques concentrados por parte del imperialismo. Estos ataques han resultado en la dispersión forzada de millones de personas, mientras que nuestra madre tierra, El África, ha sido capturada y dividida para facilitar el saqueo de sus recursos.
Fronteras falsas han sido erigidas para detener nuestra resistencia al colonialismo. Esta agresión imperialista ha hecho de África un factor esencial para el desarrollo del capitalismo como economía mundial que enriquece a las minorías blancas europeas, norte americanas y de otros lugares, a expensas del África y los pueblos del mundo.
Este proceso de esclavizar al África y a su pueblo, junto con el despilfarro y saqueo del resto del mundo, consolidó a la Unión Europea y le dio una identidad común reaccionaria que forma la base material de sus riquezas robadas y al sistema social basado en la esclavitud y el colonialismo. En pocas palabras, la consolidación de la nación europea y de la economía capitalista internacional, viene a consecuencia de la agresión sobre la unidad del África y los Africanos.
En 1914, casi 500 años después de la primera agresión europea contra África y 30 años después de la conferencia de Berlín, la cuál facilitó la división de África y en consecuencia, su explotación, la Universal Negro Improvement Association (UNIA) y La Liga de Comunidades Africanas, se estableció bajo el liderazgo de Marcus Garvey.
La UNIA lanzó la resistencia internacional anticolonialista y el movimiento para unificar a los Africanos en un esfuerzo concertado para liberar y reunificar a la madre tierra al igual que a la nación esclavizada y dispersada Africana. 
Bajo el lema, -África Para los Africanos en Casa y en el Extranjero- la UNIA reunió a 11 millones de miembros y simpatizantes en la organización anti- imperialista más grande  del mundo. La UNIA logró consolidar a Africanos en África y alrededor del mundo en una sola organización bajo un centro y liderazgo único.
Esto sucedió a inicios del Siglo XX cuando la resistencia mundial al colonialismo imperialista crecía, y mientras que los países imperialistas combatían la Primera Guerra Mundial para dividir de nuevo a los pueblos subyugados y colonizados entre sí mismos.
Esta fue una era de gran solevantamiento. La guerra Europea para dividir al mundo de nuevo, conocida como la Primera Guerra Mundial, estaba desconcertando el balance del poder en Europa. La primera guerra imperialista retaba las nociones de identidad europeas otorgadas a los diferentes europeos durante el Congreso de Viena de 1814-1815 que fue utilizada para dibujar de nuevo las fronteras europeas después de las guerras Napoleónicas.
En la Conferencia de Berlín de 1884- 1885, Europa estableció las fronteras modernas de África para que pacíficamente los diferentes poderes europeos pudieran repartirse el territorio Africano para satisfacer su insaciable apetito por materias primas, mano de obra esclavizada y mercados económicos, sin el riesgo de una guerra europea.
Fue durante este periodo de tremendos cambios políticos y sociales que la UNIA ascendió a prominencia. Marcus Garvey desafío el veredicto imperial que había definido al Pueblo Africano basado en las identidades y necesidades de nuestro colonizador. Garvey reclamó la identidad Africana para todos nosotros, y con ello, desarrolló una línea política que verdaderamente reconocía la naturaleza de nuestra opresión y explotación y que nos indicaba el camino a seguir para nuestra liberación.
El Pan-Africanismo Representaba a los Pequeños Burgueses; Garvey Encabezaba a la Clase Trabajadora/ Obrera/ Campesina
Durante este periodo de ascenso para Marcus Garvey, ya existían otros movimientos Africanos que se decían motivados por ideales progresistas, inclusive muchos de ellos se autodenominaban comunistas y socialistas, pero en realidad, casi todos lucharon contra Garvey por que se miraban luchando por una emancipación del Pueblo Africano burgués dentro de las fronteras y definiciones creadas por los imperialistas.
Esto también se puede decir de los Africanos que buscaban la asimilación y de otros que simplemente se capitularon frente al sistema capitalista existente y al imperialismo, al igual que, de los Pan- Africanos que muchas veces, en unidad práctica y con la asistencia de los imperialistas, se organizaron en un movimiento político para oponerse a Garvey.
Hay que tener en mente que el movimiento Pan-Africano fue fundado por un sector Africano pequeño burgués, que políticamente se alineaba con el capitalismo liberal imperialista dentro de los Estados Unidos. Este sector estaba dispuesto a reconocer la relación mundial de todos los Africanos, pero no era capaz de reconocer a esos mismos Africanos como parte de la misma nación Africana que fue dispersada y que se tenia que liberar y unir físicamente.
Se rehusaban a reconocer la necesidad de luchar en contra del poder blanco imperialista para establecer una sola nación y estado, un requisito para liberar y desarrollar las fuerzas productivas para el progreso de África. Años después, Africanos realmente progresistas como Kwame Nkrumah se adscribieron a lo que ellos llamaban también Pan- Africanismo, pero claro está que este Pan- Africanismo era diferente al de W.E.B DuBois y al de la Asociación Nacional para el Desarrollo de la Gente de Color (NAACP).
Nkrumah, Patrice Lumumba, Walter Rodney y Mangaliso Sobukwe eran una anomalía dentro del Movimiento Pan- Africanista porque sus posiciones políticas claramente los alineaba con el Internacionalismo Africano. Se puede decir que la influencia Pan- Africanista llevo a Nkrumah, Lumumba, y Sobukwe al desastre político inclusive hasta a la muerte.
Sin la fortaleza de un Partido Revolucionario compuesto por la clase trabajadora/ obrera/ campesina, Nkrumah fue depuesto en un golpe de estado- apoyado por los Estados Unidos en Ghana, y Lumumba fue asesinado por las fuerzas imperialistas en el Congo y Sobukwe encarcelado en la Azania Ocupada.
Esto básicamente nos enseña un punto esencial de lo inadecuado que es el Pan- Africanismo; permite que todo aquél que se hace llamar Pan- Africanista lo sea, así sea un reaccionario o un revolucionario.
Hay que mencionar que bajo el liderazgo de Marcus Garvey, la UNIA, también fue notable por su inclusión de las masas trabajadoras como miembros y líderes. Esto fue un departo de la tradición de los asimilistas y de otros que habían creado el movimiento Pan- Africano. Esencialmente los Pan- Africanistas eran intelectuales sin base social hasta que, junto con otros que se oponían a Garvey, y que estaban en una alianza táctica con el gobierno Norte Americano, lograron destruir al movimiento de Garvey y en consecuencia establecieron sus propios movimientos llamándose los herederos de Garvey.
El movimiento de Garvey se desarrolló y logró florecer durante una época donde todo el mundo participaba en un serio debate sobre la identidad que fue desatada por las mismas pugnas internas entre los imperialistas que intentaban sacarle ventaja a sus adversarios para adquirir la mano de obra esclavizada, los mercados internacionales, y las materias primas. 
Garvey introdujo a los Africanos a este debate en un movimiento audaz hacia la liberación y adquisición de una nación y estado Africana. Su movimiento requería que todo Africano alrededor del mundo reconociera que el África era nuestra madre tierra nacional, y que eso requería nuestra acción colectiva y organizada para liberarla y unificarla en un estado- nación consolidada Africana.
Muchos- disque progresistas- son ambivalentes sobre el significado del movimiento de Garvey, y muchos más prefieren recordarlo como un descompuesto mental y burgués nacionalista. Pero esto es nada más que una medida de su fidelidad al imperialismo.
La validez del movimiento de Garvey se puede medir por dos hechos. Formó parte del movimiento internacional contra el colonialismo y por la liberación nacional y en el hecho de que la organización y el periódico dirigido por Garvey influyó a muchos de estos movimientos internacionales.
Notables líderes de esa época como Ho Chi Minh del Vietnam, Sun-Yat Sen de China, Emiliano Zapata y Pancho Villa de México, Farabundo Martí de El Salvador, y Augusto César Sandino de Nicaragua, solo para nombrar algunos que lograron su liberación nacional y quitarle el control de sus países de las manos avaricias de los imperialistas. Ninguno de estos líderes y movimientos fueron más significativos que Marcus Garvey y la UNIA que el engendró.
El Internacionalismo Africano Avanza el Movimiento de Garvey y Define al Imperialismo en Crisis
El trabajo de nuestro partido está basado en las presunciones fundamentales del movimiento de Garvey. Reconocemos que nuestra lucha continúa siendo una para revertir el veredicto imperialista y que somos un solo pueblo, una nación dispersada alrededor del mundo cuya madre tierra, el África, continúa sufriendo bajo el control directo e indirecto de los explotadores imperialistas.
El Partido Socialista del Pueblo Africano (PSPA), con nuestra teoría científica del Internacionalismo Africano, ha avanzado el entendimiento del movimiento de Garvey y somos los Garveyistas- los Africanos fundamentalistas del Siglo 21.
Con el nacimiento del PSPA, hemos resuelto uno de los problemas fundamentales en la lucha por la liberación genuina del África y del pueblo Africano. Le hemos aportado a nuestra lucha una teoría sólida, científica y avanzada, al igual que con una línea política y estructura partidaria correcta. Requisitos esenciales para la liberación y unificación del África y de los Africanos dispersados por todo el mundo. La Victoria está en la mira y la muerte del imperialismo se aproxima.
Nuestra teoría nos ha ayudado a comprender y a luchar en contra del imperialismo durante esta época de inestabilidad y crisis. Es nuestra fidelidad al internacionalismo Africano lo que nos protege de la espontaneidad que caracteriza al movimiento Africano de Liberación Nacional. La teoría nos permite tener un punto de vista a largo plazo y para desarrollar nuestras estrategias basadas en el reconocimiento sobre la naturaleza del imperialismo y la correlación de fuerzas en cualquier momento dado.
Durante años, muchos de los que hoy participan dentro del Movimiento de Liberación Nacional del Pueblo Africano, o lo que se hace pasar como un Movimiento de Izquierda o Comunista, temblaban de miedo con las fanfarroneadas del régimen fomentador de la guerra de George W. Bush, nosotros dentro del Partido podíamos decir con certidumbre que esa postura guerrerista, era la postura de un sistema imperialista moribundo que cada día siente más sus pérdidas frente a los Pueblos y países que luchan por reconquistar su soberanía y sus recursos de los que el imperialismo depende para sobrevivir y prosperar.
La desesperación imperialista no es algo que nació hoy, ni tampoco la descubrió nuestro Partido con la elección de George W. Bush a la cabeza del gobierno depredador imperialista de los EEUA.
Hace años, en septiembre de 1981 durante el Primer Congreso de nuestro Partido celebrado en Oakland, California, explicamos cómo la crisis imperialista se representaba en ese tiempo. En el Resolutivo Principal de ese Congreso, titulado “Un Nuevo Comienzo: El Camino al Socialismo y la Liberación Negra”,  pudimos declarar:
-El presente periodo en el que vivimos esta caracterizado por las luchas y victorias de los Pueblos colonizados, semi-colonizados y dependientes, contra el capitalismo mundial, guiado por el imperialismo de EEUA.
También es un periodo caracterizado por los intentos del capitalismo mundial, guiado por el imperialismo estadounidense, de lanzar una contra ofensiva salvaje para aplastar las luchas y victorias de los Pueblos que luchan por su liberación nacional, independencia política y justicia social y económica.
-Y aunque estas luchas se han manifestando por varios años, y se han incrementado desde la segunda guerra imperial, han tenido serias implicaciones para el capitalismo mundial en este periodo moderno. La independencia ganada por los estados fundados por el colonialismo como lo es Ghana, Kenya, Uganda, Sudan, Congo, Nigeria, etc. en el continente de África; La independencia ganada por la India, Burma, Pakistán y la mayoría de Sur América fue una independencia contra el colonialismo directo. Fue una  independencia política de nombre, que dejó a los pueblos dominados económicamente por sus previos verdugos, y actualmente por los Estados Unidos. Fue una ‘independencia’ bajo un nuevo tipo de colonialismo, un poco oculto, esencialmente un nuevo colonialismo económico; un neocolonialismo…
…-Sin embargo, la nueva corriente libertadora de los Pueblos y países dependientes se puede caracterizar como la lucha contra esta nueva forma de colonialismo o neocolonialismo, y en turno, esto representa la nueva época de la lucha contra el capitalismo mundial, guiado por el imperialismo estadounidense.
-Esta época de luchas y victorias contra el neocolonialismo y la dependencia, representa la tendencia revolucionaria más importante del mundo moderno. Es una época que finalmente está lanzando a la humanidad al umbral del Socialismo internacional por que representa un desafío a los cimientos sobre los que el capitalismo está construido.
-Esta época de luchas y victorias contra el neocolonialismo y la dependencia, directamente amenaza a la ‘acumulación primitiva,’ o la acumulación de capital sin el capitalismo, que fue lo que construyó al capitalismo moderno, y con el cuál no puede sobrevivir en su estado presente.-
Desde su inicio, el Partido Socialista del Pueblo Africano (PSPA), heredero de la gloriosa trayectoria de resistencia Africana, ha luchado para rebasar todo obstáculo y reto que ha estorbado la emancipación de nuestro pueblo brutalmente oprimido y explotado.
El Internacionalismo Africano Nos Enseña el Camino a Seguir
El Internacionalismo Africano es una teoría que no sólo explica al mundo presente, sino que también explica el lugar y futuro de los africanos en él. Reconoce que el capitalismo, engendrado como un sistema económico mundial, tiene su origen en el ataque a África y en el intercambio de cautivos africanos al igual que la salvaje embestida europea al resto del mundo.
Fue esta salvaje embestida contra África, Asia y las Américas que levantó a Europa de un lugar repleto de enfermedades y tribus guerreristas a un nivel dominante en el mundo. Hoy en día, Europa es habitada por personas que son definidos y retados por el hecho que reciben su sentido común del sistema parásito capitalista que los pone directamente en oposición al resto del mundo del cual depende su vida económica.
El Internacionalismo Africano reconoce que el proceso de esclavitud y saqueo que consolidó la economía política europea, su identidad nacional y el bienestar general de los europeos, es el mismo proceso que es responsable de la miseria, las divisiones y la explotación del pueblo africano y el resto de los pueblos del mundo.
El Internacionalismo Africano es una teoría científica verificable; como se puede observar en la siguiente pregunta, -¿Pudiera haber ocurrido el capitalismo y la resultante riqueza europea y el empobrecimiento Africano sin la agresión contra África, su división, su esclavitud y la dispersión de su pueblo por todo el mundo, sin el colonialismo o el neocolonialismo?
La respuesta es, -¡No! ¡No! ¡No!, mil veces ¡No!. Carlos Marx dijo “no”, aún cuando el verdadero significado de esta pregunta se le escapó. Y es que, la respuesta expone a las teorías superficiales que intentan explicar el nacimiento del capitalismo y las condiciones comparativas que separan a Europa del resto del mundo.
Como internacionalistas Africanos comprendemos que el capitalismo es un parásito por naturaleza y que su aparición coincide con el comienzo de una economía mundial basada en la dialéctica de las naciones opresoras y naciones oprimidas.
Comprendemos que todo blanco, sin importar su estatus de clase social o su estado de vida, disfruta de los beneficios parásitos de la nación opresora. Y aunque es verdad que dentro de la nación opresora también existen contradicciones particulares por su dinámica interna, sigue siendo verídico que todo blanco ocupa un lugar dentro de la nación opresora, sea hombre o mujer, trabajador o patrón, heterosexual u homosexual.
A causa de que la estructura del sistema económico mundial fue construido bajo un  pedestal de la brutal explotación de los Africanos y de otras naciones oprimidas, el centro de la lucha de clases no se encuentra entre los trabajadores y patrones de la nación opresora , sino entre las naciones oprimidas y las naciones opresoras.
El 19 de julio de 1929, V.I. Lenin, líder de la Revolución Rusa de 1917, hizo una exposición frente al Segundo Congreso de la Tercera Internacional Comunista, que reflejó el impacto que estaban teniendo los movimientos de liberación nacional y el Movimiento de Garvey, en la conciencia de los europeos que hasta este punto habían ignorado nuestro significado.
Encarado por las acciones de los pueblos del mundo y su creciente clamor por liberarse del imperialismo, Lenin fue forzado a concluir que, -El imperialismo mundial caerá cuando la embestida revolucionaria por los trabajadores oprimidos y explotados en cada país logren superar la resistencia de elementos pequeño burgueses y la influencia de la alta corteza de aristócratas laborales, y logren fundirse con la embestida revolucionaria de los centenares de millones de personas, que hasta ahora, se encontraban fuera del significado de la historia, simplemente reconocidos como objetos de la historia.-
El hecho de que Lenin se equivocó en su estimación de la importancia de los trabajadores de los países capitalistas industrializados para derrotar al imperialismo no es tan importante como el hecho de que él, al igual que otros, fueron forzados por el poder creciente de nuestro movimiento a reconocer que nuestra reinmersión en la historia es un precursor para derrotar al imperialismo.
Gracias Garvey.
El único liderazgo legítimo en la lucha contra el capitalismo mundial proviene de las masas trabajadoras dentro de las naciones oprimidas. Igualmente, la única fuerza legítima y científicamente capaz de liderar a la  Revolución Africana, es la clase trabajadora Africana.
En corto, es la lucha de los trabajadores de las naciones oprimidas la que será el factor decisivo para derrotar al capitalismo dentro de las naciones opresoras al igual que dentro de las naciones oprimidas.
El Internacionalismo Africano no es simplemente una teoría que asume la habilidad de explicar las condiciones de existencia del Pueblo Africano, también es una teoría sobre el mundo que nos informa cómo es que llego a ser de esta manera, afectando al Pueblo Africano y a otros Pueblos en maneras particulares. Y aunque no somos los únicos que hemos desarrollado una teoría basada en el materialismo histórico para explicar al mundo, lo que separa a nuestro partido es que hemos movido la discusión a su lugar apropiado en el universo, fuera de una aula abstracta, a una explicación requerida para cambiar al mundo.
Por amplia parte de la historia del capitalismo, engendrado como el poder blanco, ellos (los blancos) han sido los sujetos de la historia.  La mayoría de nosotros, los esclavizados, los brutalizados y acallados, hemos sido simplemente objetos de la historia, mencionados solo para comprender lo importante que hemos sido para los blancos, o lo que hoy conocemos como europeos.
Este punto de vista es lo que ha impedido a los más reconocidos pensadores y filósofos del mundo blanco reconocer nuestro significado para el mundo, inclusive al mundo blanco. Hemos sido el metafórico “Hombre Invisible.’
En 1867, Carlos Marx intentó explicar el desarrollo del capitalismo en su trabajo seminal, ‘Capital,’ y aunque sin duda su libro fue uno de los trabajos más influyentes del siglo pasado, margino sus más importantes puntos.
Se puede decir que enterrado dentro del trabajo de Marx, existen observaciones claves que le dan credibilidad científica a las nociones de los Pueblos Africanos, al igual que a otros  que han sido las principales víctimas del capitalismo, y cuya emancipación puede determinar el futuro del capitalismo.
En la parte VIII de ‘Capital,’ estableciendo el origen del capitalismo y sus dinámicas dentro del mundo europeo, Marx dejó claro que el capitalismo tiene su base en  la expropiación forzada de grandes cantidades de valor de los Africanos y otros.
-”Hemos visto cómo el dinero es cambiado a capital; cómo el capital es cambiado a plus valía y de plus valía convertido a más capital; pero la acumulación de capital presupone a la plus valía; la plus valía presupone a la producción capitalista; la producción capitalista presupone que existen grandes cantidades de capital y poder laboral en las manos de los productores de artículos para consumo. Por lo tanto, todo este movimiento parase dar vueltas en un circulo vicioso, del cual la única forma de escapar es suponiendo que una acumulación primitiva (la acumulación previa de Adam Smith) precediendo la acumulación capitalista; una acumulación que no resulta de los modos capitalistas de producción sino que es su punto de partida.-
-Esta acumulación primitiva juega la misma parte en la economía política que el pecado original en la teología.-
En la misma obra, Marx definió con mas claridad lo que quería decir con este ‘pecado original’ en la acumulación primitiva:
-El descubrimiento de oro y plata en las Américas, la extirpación, la esclavitud y sepultura de los aborígenes en las minas, el comienzo de la conquista y saqueo de las Antillas, el convertir al África en una conejera para la cacería comercial de pieles negras significó el amanecer prometedor de la producción capitalista. Estos procedimientos idílicos son los principales ímpetus de la acumulación primitiva.-
Finalmente, de nuevo en la parte VIII de ‘Capital,’ Marx elabora que la producción capitalista restaba en la esclavización del pueblo Africano. Marx hace el punto que hasta los trabajadores blancos le deben su estatus social a la esclavización de los Africanos. Estas son sus palabras:
 -Mientras que la industria algodonera introdujo la esclavitud de criaturas en Inglaterra, le dio en los Estados Unidos el estimulo para la transformación de lo que mas o menos había sido la esclavitud patriarcal a un sistema de explotación comercial. De hecho, la esclavitud velada de los trabajadores asalariados en Europa, simple y sencillo, necesitaba para su pedestal, la esclavitud en el mundo nuevo.-
En su trabajo anterior ‘La Pobreza de la Filosofía,” Marx hizo el mismo punto:
-La esclavitud directa es un punto central para la industria burguesa, como lo son también la maquinaria, los créditos etc. sin la esclavitud no existe el algodón; sin algodón no existe la industria moderna; es la esclavitud lo que le da su valor a las colonias; son las colonias las que crearon el intercambio mundial y el intercambio mundial es una condición preliminar para la industria de grande escala. Entonces, la esclavitud es una categoría económica de suma importancia.-
-Sin la esclavitud, Norte America, la nación mas progresiva se transformaría en un país patriarcal. Borra Norte America del mapa del mundo y tendrás anarquía – la decadencia total de la industria moderna y la civilización. Causa la desaparición de la esclavitud y borraras a Norte America del mapa de naciones.-
Entonces, aquí se encuentra la base materialista del internacionalismo Africano, que de nuevo, no es solo una explicación de las condiciones de existencia de los Africanos, si no una explicación del mundo y las relaciones que todos vivimos en este mundo desde la ascendencia del capitalismo como economía mundial. 
Tenemos que notar aquí que la descripción de Marx de la esclavitud como, -una categoría económica,- y su concepto de la acumulación primitiva son una muestra clara de la objetivación histórica de los pueblos Africanos por europeos.
Todo el proceso histórico que resulto en la ruptura completa de la economía política de África, la imposición de fronteras coloniales y la captura y dispersión de millones de Africanos, que con su labor forzado fueron responsables del desarrollo de Europa y la sociedad europea, es caracterizada como una,  -¡categoría económica!-
Marx redujo el proceso de rapiña y saqueo del mundo por los europeos, y la consecuente esclavitud y genocidio al termino ‘la acumulación primitiva’ del capital, una apostilla cual función histórica es explicar el ‘desarrollo’ de Europa.
En otros trabajos, Marx desarrollo el concepto del ‘fetiche del producto’  para explicar como es que la producción de artículos y la producción para el mercado, oculta y mistifica la relación entre las personas y permite que la relación entre las personas se confunda con la relación entre las cosas.
Una cosa similar ocurrió con el concepto de la ‘acumulación primitiva.’ Pero aquí, es la relación entre los pueblos y países que también se oculta y se mistifica. Marx atribuyo el ‘desarrollo’ Europeo solamente al talento y fuerzas productivas dentro de Europa. Con eso, Marx esta encubriendo o liquidando totalmente el origen de ese ‘desarrollo,’ que como parásito, logro impedir la capacidad independiente de desarrollo en África al igual que otras partes victimizadas por Europa.
El Internacionalismo Africano Estuvo Al Frente de la Lucha Por la Indemnización
El Internacionalismo Africano es lo que siempre ha informado nuestro trabajo como Partido sobre la cuestión de la indemnización para el Pueblo Africano. Antes de nuestra participación en esta lucha, las formas primarias de exponer el tema fueron legislativas o judiciales. Las masas de nuestro pueblo no eran consideradas como parte crucial del debate. En pocas palabras, el éxito de la demanda dependía de la buena voluntad y la integridad del estado imperialista que fue el responsable de las condiciones de vida que causaron la demanda en primer lugar. En segundo lugar, antes de la participación del partido, la exigencia por la indemnización generalmente se hacía en términos de la esclavitud.
El internacionalismo Africano nos informa que la cuestión no es solamente el valor del labor robado de Africanos esclavizados. El hecho es de que todo el edificio del sistema capitalista le debe su existencia y éxito a la rapiña de los recursos naturales y el robo del labor Africano, no solamente durante el periodo de la esclavitud, si no posteriormente donde el nivel de explotación ha sumamente crecido.
Entonces reconocemos que es imposible que el sistema imperialista pueda indemnizar al pueblo Africano de forma verdadera. El imperialismo solamente puede intentar de sobornar al pueblo Africano para que acepte algún tipo de pago para silenciar la creciente lucha dentro de nuestra comunidad oprimida y colonizada que ya despierta a la sangrienta historia de la extracción forzada de valor durante nuestra entera relación con los imperialistas. Esto quiere decir que no solamente durante el periodo de esclavitud si no también durante el periodo de colonización, al igual que en el presente periodo trans-colonial.
Entonces el Internacionalismo Africano nos impera que nuestra misión es de convertir a la lucha por la indemnización en exigencia de masas.  Por mucho tiempo, hemos reconocido la necesidad de llevar esta exigencia mas allá del mugriento alcance de políticos y legisladores al servicio del imperialismo que son fieles a un sistema que los compra y vende como productos capitalistas. Ni tampoco deberíamos dejar la determinación jurídica en las manos de un sistema legal que también descansa en el pedestal capitalista que se engendro y se sostiene con nuestra esclavitud.
Por eso es que en 1982, nuestro Partido organizo el Primer Tribunal Mundial sobre la Indemnización para el Pueblo Africano en los Estados Unidos. Es por eso que construimos la Organización Nacional Africana de Indemnización con el único propósito de convertir la indemnización en un lema cotidiano. Durante los próximos 12 años, recorrimos diferentes ciudades organizando tribunales donde la comunidad Africana era invitada a presentar y a escuchar evidencias sobre la existencia histórica y actual de nuestra explotación y opresión que justifica nuestra exigencia por la indemnización.
Es por eso también que en 1983, una delegación de dos miembros de nuestro Partido recorrió Europa para ganar apoyo para la exigencia de indemnización. Este recorrido resulto en que Africanos en Europa y en África se unieran a la exigencia de indemnización y es casi seguro que esto fue lo que influyo al movimiento que resulto en la Conferencia, patrocinada por las Naciones Unidas, Contra el Racismo en Durban, Sur África, en el 2001.
Es por ese motivo también por el cual estamos organizando un Tribunal Mundial por la Indemnización para todo el Pueblo Africano, que actualmente esta programado para Sierra Leone, en Oeste de África.
La exigencia por Indemnización se tiene que convertir en una exigencia del mas de mil- millones de Africanos a nivel mundial. Entonces, si reconocemos el poder para movilizar que tiene la exigencia, nosotros apoyamos la mayoría de las formas en las que se esta expresando esta demanda por un creciente número de proponentes. Pero como Internacionalistas Africanos, reconocemos que el imperialismo no podrá sobrevivir una victoriosa lucha por la indemnización, que por definición quiere decir el retorno de todo el valor extraído de nosotros por el sistema capitalista parasitico, lo que significa la muerte del imperialismo. Sin duda, este es el objetivo de nuestra exigencia por la indemnización.
¡Sí! Hay que llevar el Internacionalismo Africano a las masas de Africanos mundialmente. Hay que hacer el argumento por la indemnización y hay que movilizar la exigencia en todas partes y de cualquier manera.
Algunos lucharan en las cortes o en los varios organismos legislativos internacionales -creados o informados por el imperialismo.
Otros, los millones que nos despedimos a dormir con hambre, que le limpiamos las casas y les barremos las calles a la clase en el poder, armados con la teoría al igual que con otras armas de persuasión, extenderemos las manos directamente a las billeteras y cuentas de banco de nuestros opresores.
Este es el proceso por cual el mundo se quitara eternamente de encima a este gangrenoso parásito imperialista responsable por la miseria de las masas trabajadoras del mundo.
Para los Internacionalistas Africanos, la exigencia por la indemnización es una función de la Revolución. El objetivo no es encontrar descanso económico en un permanente mar de rapiña imperialista, si no de ganar nuestra liberación y liberar a las fuerzas productivas de África y de los Africanos. La exigencia Revolucionaria por la indemnización lograra un mundo nuevo donde aquellos cual labor colectivo es responsable por el progreso humano serán la nueva clase en el poder de una sociedad donde los modos de producción serán colectivizados y el dominio de clase iniciara su agonía de muerte.
En el continente de África, la exigencia por la indemnización en las manos de Internacionalistas Africanos, con gran aceptación entre las masas populares,  nos permitirá combatir a los serviles jefes de los estados neo-coloniales que con el sombrero en la mano siempre andan mendigando a los imperialistas para que logren profundizar su intervención en nuestras vidas. La exigencia por la indemnización, con gran aceptación entre las masas populares, logrará profundizar la crisis del imperialismo por que seremos capaces de desafiar a los neo-colonialistas para terminar su carrera de suplicantes perpetúales y unirlos a nuestra exigencia por la indemnización de nuestra histórica explotación.
Los Trabajadores Africanos Tienen Que Estar Al Frente de la Lucha Contra el Capitalismo Parasitario
Una investigación Internacionalista Africana de las suposiciones teóricas anteriores, nos guía a concluir, entre otras cosas, que la clave para la liberación del Pueblo Africano es la derrota del dominio parasitario que el imperialismo nos ha impuesto.
Además, como Internacionalistas Africanos reconocemos que el África ha estado bajo alguna clase de ataque por milenios, pero que nuestra lucha esta contextualizada por el hecho de que la economía mundial que le da la vida a nuestra opresión es una economía capitalista.
Nuestra lucha no esta abastecida de combustible por una necesidad subjetiva de venganza contra cada grupo que ha atacado históricamente África. Esto significa que la lucha debe ser emprendida contra el sistema social capitalista que es la base de nuestra explotación y de nuestras presentes condiciones despreciables de existencia. Nuestra lucha para la unificación y la emancipación de Nuestra África y nuestro Pueblo es también una lucha contra el capitalismo.
De ahí, nuestra lucha, si debe ser luchada a su conclusión exitosa, debe ser dirigida por la clase obrera africana. Debe tener como resultado el establecimiento de un África unido y socialista, sensible a las necesidades de las personas africanas en todo el mundo. El Internacionalismo Africano nos enseña que la esclavitud, el colonialismo y el neo-colonialismo, junto con la desunión de los africanos y su dispersión, proporcionaron la base material para la consolidación nacional burguesa europea, el sentido de la uniformidad blanca que descansa en el pedestal de la opresión del africano y la colonización de los pueblos.
De ahí, comprendemos que una función clave de la lucha revolucionaria para la derrota permanente del imperialismo y para liberar a África y sus niños dispersados son la reunificación del Pueblo Africano mundialmente en una nación revolucionario del proletariado.
“Es la esclavitud que le dio su valor a las colonias; son las colonias que crearon el comercio internacional, y es el comercio internacional que es la condición previa de la industria de grande escala”.
Estas palabras de Marx, citadas más temprano, reconocen el papel del botín saqueado de África en el establecimiento del capitalismo y llevan dentro de ellos la sugerencia de lo que tomará para destruir la economía capitalista de mundo. El africano que le dio valor a las “colonias” es ahora el habitante oprimido y explotado de las colonias que a veces son referidas inexactamente como naciones.
Nuestras condiciones de existencia en “las colonias,” y en otras partes en este mundo de fronteras creadas por el imperialismo están centradas en, y derivan de las condiciones de existencia en África que son la consecuencia de la acumulación primitiva del capital, o el “pecado original”.
Nuestra lucha revolucionaria por la liberación, la unificación y el socialismo en África, y a lo largo de las “colonias,” al igual que en otras áreas del mundo donde hemos sido dispersados forzosamente en la construcción del capitalismo, resultara tan significativo en la derrota del sistema social capitalista como el tráfico de esclavos fue para su venida.
La liberación socialista y la unificación de África y del Pueblo Africano bajo el liderazgo de la clase obrera africana serán el factor central en la derrota del capitalismo mundial y proporcionarán la base material para la venida del socialismo internacional.
El Internacionalismo Africano, que exige la total liberación y unificación revolucionaria de África y de su Pueblo en todo el mundo, bajo el liderazgo de la clase obrera africana, es informado por esta dialéctica científicamente sana. De ahí, la lucha Internacionalista Africana por la liberación y unificación de África y su Pueblo es al mismo tiempo el factor clave en el logro del socialismo como una economía mundial. Es la manera hacia adelante para esos marxistas y otros socialistas que son confrontados con el acertijo falso que rodea la pregunta de “el socialismo en un solo país”.
Como el capitalismo nació como una economía mundial con su base en la esclavitud y la dispersión de personas africanas, llevando a “masas considerables de capital y de poder laboral en las manos de productores,” igualmente, el socialismo nacerá como una economía mundial en el proceso de revertir el juicio del imperialismo. De ahí, el socialismo no nacerá en un país, pero en muchos países que están atados a la economía que define a un África liberada y unificada bajo el liderazgo revolucionario de la clase obrera africana.
Por eso es que una tarea fundamental del revolucionario africano es la consolidación del proletariado de la nación africana.
La Internacional Socialista Africana es la Base por una Genuina Internacional Comunista
Por lo tanto, la Internacional Socialista Africana es la primera etapa de la lucha por los trabajadores del mundo para crear una verdadera Internacional comunista.
En el pasado, todos los esfuerzos de crear tal internacional estaban destinados a fallar por que fueron basados en la premisa falsa de la centralidad de los trabajadores blancos de los países industrialmente desarrollados para el progreso humano. Aún con el hecho de que en el mundo verdadero  esto se ha demostrado estar absolutamente equivocado todavía tiene que penetrar esta suposición nacionalista blanca, e ideológicamente reforzada.
De todas las llamadas revoluciones socialistas que han ocurrido en la historia, sólo la Revolución rusa tuvo una conexión europea, y Rusia era semi- feudal, no un país industrializado. China y Cuba son otros ejemplos de  revoluciones socialistas y están entre los muchos esfuerzos revolucionarios que se han centrado en países no industrializados o productores primarios.
Obviamente, la base histórica para el advenimiento del socialismo no existía cuando la revolución logro cambiar cualquiera de los países antes mencionados. Lo que existían eran las condiciones políticas para que los socialistas tomaran el poder en lugares como Rusia, China y Cuba.
El hecho es que el capitalismo nació como una economía mundial y las revoluciones en Rusia, China y Cuba no cambiaron el hecho de que sus países y economías existían dentro de una dominante economía mundial capitalista.
Por lo tanto, a pesar de que estas revoluciones, luchando contra economías semi-feudales,  semi-coloniales y neo-coloniales, fueron capaces de hacer rápidos cambios a corto plazo en las vidas de los trabajadores y las masas trabajadoras, pronto se encontraron con sus limitaciones como oasis en un mar de depredadores capitalistas.
Este punto de vista fue representado en el Informe Político para nuestro Tercer Congreso del Partido hace 20 años, en 1990. Un largo pasaje del informe que vale la pena repetir aquí:
“…[ L]a contradicción fundamental, cuya solución daría lugar a la aparición de la base histórica del socialismo, nunca ha existido entre la clase obrera de los países industrializados (blancos) y la clase dominante. El lugar real de la contradicción de clases en el mundo, existe en el conflicto entre el capitalismo que nació como un sistema mundial, y el pedestal sobre el que descansa. (El subrayado en el original)
“Por lo tanto la revolución de 1917 en Rusia no fue una verdadera revolución socialista por que la base histórica real para el socialismo, que es la destrucción del pedestal sobre el cual descansa el capitalismo y que requiere para su existencia, no había ocurrido. Lo que ocurrió en Rusia en 1917 fue la existencia de condiciones que constituyeron la base política para que los socialistas tomaran el poder estatal. (El subrayado en el original)
“Sin embargo, esta toma del poder estatal por los socialistas no cambió la realidad de que la economía mundial, incluso la economía mundial en la que Rusia existía, era y sigue siendo, una economía mundial capitalista. Es la misma economía mundial creada por el tráfico de esclavos y aumentada por otras facetas de la acumulación “primitiva” parasitaria que transformó a la de la gran mayoría del mundo en grandes reservorios de recursos humanos y materiales, en gran parte para Europa y la explotación de América del Norte …
“En el caso de China, cuyo heroico pueblo hizo una gran revolución que puso de manifiesto las posibilidades revolucionarias de los pueblos oprimidos colonialmente en todo el mundo, sus esfuerzos actuales para el desarrollo económico se ha caracterizado por nuestro Partido como algo parecido a los esfuerzos de una persona atrapada en un agujero y intenta salir trepando sobre su propia espalda ..
“La actual colaboración traicionera política de China con el imperialismo occidental refleja la creciente re-introducción voluntaria de China en la economía mundial capitalista, aunque esta vez su liderazgo actual tiene la intención para que China desempeñe el papel de parásito en lugar de acogida. En otras palabras, China también tiene la intención de transformar sus condiciones materiales de existencia, no mediante la revolución para derrocar el capitalismo, sino de unirse en el abrevadero con el imperialismo.
“Mientras que los Rusos, Europeos del Este, y los chinos en el pasado se han referido a sí mismos como estados socialistas, nunca han presidido economías socialistas, la base histórica para la existencia de la cual continúa desarrollándose hasta ahora. Por lo tanto, las crisis experimentadas por cualquiera o todas de estas economías han sido realmente las crisis inherentes del capitalismo y no de el socialismo. Por otra parte, la crisis política experimentada por cualquiera o todos estos estados son crisis debido en gran medida a la incapacidad de una economía capitalista para resolver los problemas de la sociedad. (El subrayado en el original)
“Mientras que los soviéticos, y China, en menor grado, han participado activamente con los EE.UU. y con el imperialismo occidental y japonés, en el intento de ‘manejar’ el mundo, para mantener lo que sólo puede ser llamado la estabilidad en todo el mundo imperialista”, “sus esfuerzos sólo llegaran a ser inútiles, ya que los trabajadores oprimidos y sujetos y los pueblos del mundo colonial no simpatizan con ninguna clase de acuerdo que pondría en peligro nuestra justa lucha para derrocar a nuestra opresión y sometimiento.
“Además, a pesar de las dificultades que nuestras luchas puedan sufrir debido a las deserciones de la Unión Soviética, Europa del Este y de los chinos, no obstante veremos un rápido desarrollo de las luchas independentistas por la liberación nacional, ahora que ya no están comprometidos por el oportunismo chinos y soviéticos en especial ruso.
“La insurrección del esclavo, organizados y armados con la teoría del Internacionalismo Africano, y preparada para la derrota final del mundo parasitario del sistema capitalista, marcará una nueva página en la historia del mundo.”
Las luchas antiimperialistas de los pueblos del mundo por la recuperación de nuestra soberanía y recursos, tanto humanos como materiales, son la base de la actual crisis profunda del imperialismo. Son luchas para quitar el pedestal sobre el que todo el edificio podrido del imperialismo descansa. Son luchas que pueden contar con la gran mayoría de la humanidad, las masas trabajadoras de todas las naciones, en la creación de un nuevo mundo sin explotación y opresión, sin esclavos y amos de esclavos, y en última instancia, sin fronteras.
Reconocemos que la lucha por la liberación y unificación de África y los africanos, la lucha por la consolidación de la nación africana es en última instancia, una lucha que socava la solidaridad de la nación-estado europea. Entendemos que bajo el imperialismo los que fueron esclavizados, colonizados y oprimidos, como pueblo, tenemos que ganar la liberación como pueblo. También estamos claros de que el éxito de las luchas por los africanos y otros, por lograr la creación de una nación bajo la dirección de la clase obrera es, al mismo tiempo el comienzo del proceso de la extinción de las naciones.
La nación europea nació como una nación burguesa a expensas de pueblos enteros y de sus territorios. Como hemos visto en esta discusión, es una nación que requiere la opresión y la explotación de pueblos enteros para su existencia exitosa. Por lo tanto, los africanos tienen que resistir a la burguesía imperialista como pueblo. Partimos de la base de la nacionalidad consolidada cual funcionará para destruir a la nación burguesa.
Así, el ascenso de los estados-naciones de trabajadores revolucionarios  destruyen la base material para la existencia de las naciones y las fronteras que funcionan para distinguir y separar a unos Pueblos de los otros. Esto es más fácil de entender cuando finalmente nos demos cuenta de la importancia del hecho de que el capitalismo al nacer llego envuelto en la piel racial del Estado-nación europeo. Es esta realidad la que hizo impotente el supuesto marxista del comunismo como resultado de la desaparición del estado Europeo industrializado burgués.
Sin embargo, el hecho de que la nación europea-burguesa alcanza vida y definición de su relación con África y los pueblos oprimidos del mundo significa que nuestra victoria sobre el imperialismo, con la clase obrera africana a la cabeza, se traducirá en la desaparición de las naciones .
Esto dejará al descubierto y hará posible la extinción del Estado burgués, que históricamente se convertirá redundante.
La Internacional Socialista Africana, la expresión práctica del internacionalismo Africano, uniendo a los trabajadores africanos en todos los continentes, proporciona a los africanos y al mundo con el primer paso en la creación de una verdadera internacional comunista  que por primera vez incluye la participación inteligente de la gran mayoría de las masas trabajadoras del mundo. Trabajadores del mundo, unanse bajo la bandera del internacionalismo africano!
El Estado-Nación Blanco Fue Construido En Un Pedestal de colonialismo e Esclavitud
Hosea Jaffe autor de un libro importante, “La historia de África”, que habla sobre el impacto de la esclavitud y el colonialismo en el surgimiento del capitalismo parasitario y el desarrollo de la auto-conciencia de los blancos y de la nación blanca sí mismo:
“… Antes del colonialismo capitalista no había una Europa, sólo una colección de Pueblos feudales, mercantiles y tribales, granjas, estados discretos y reinos en conflicto y que competían entre sí, al igual que en África, pero sobre una base de propiedad diferentes – el de la propiedad privada de la tierra.
Entonces, Europa no era ni un concepto ni una realidad, a lo más una vaga idea que los árabes – pero no los “europeos” – habían tenido por mucho tiempo de un lugar al noroeste de Grecia. Mientras Europa se mantenia aislada del mundo, no había una Europa.
“Cuando se conecto y se convirtió dependiente de, en primer lugar África, después del continente americano y, finalmente, de Asia, fue cuando comenzó a ser una realidad y una idea. Sólo cuando portugueses, españoles, franceses, italianos, neerlandeses, Ingleses, alemanes, danés y suecos se enfrentaron con África, América y Asia que se presento la necesidad para que ellos se considerarán como un conjunto, una totalidad, diferentes de, hostiles a y, con el tiempo, superior a los africanos] [aborígenes, americanos y asiáticos. El colonialismo les dio un interés común.- En el siguiente pasaje, Jaffe también identifica la importancia de nuestra relación con el capitalismo y su manifestación histórica como una nación unida blanca:
“Este interés común – esclavizando, plantaciones, el mercado mundial, saqueos de metales preciosos, especias y el territorio, los mercados y fuentes de riqueza – fue también el origen de sus conflictos entre ellos.
De 1500 en adelante, ellos ya habían comenzado a discutir y pelearse sobre el saqueo colonial. En estas luchas intra-europeas Portugal y España tuvieron, al tiempo, ceder a Holanda y Francia, y éstos en el siglo XVIII a Gran Bretaña, mientras que los alemanes ‘colonialistas ocultados,’ los calvinistas, católicos y judíos, almacenaron constantemente lo que podían del saqueo sin soltar su sangre o perder su propia propiedad en el proceso. La ‘lucha precipitada por África’ que llevó a la 1884-5 Conferencia de Berlín tuvo sus raíces en cuatro siglos de luchas entre los poderes europeos por la división de África. El colonialismo, la base de unidad europea, fue la base también de su desunión”.
Jaffe hace un trabajo mucho más mejor que Marx en su elaboración del proceso del nacimiento de Europa que tuvo como resultado la miseria de la mayoría de los pueblos del mundo hasta ahora. Aquí está la dialéctica:
“Europa nació del colonialismo, como la asta anulante, explotando y oprimiendo,   que siempre trató de destruir y asimilar su asta opuesta: el resto del mundo…
“La primera forma fue la de la ‘acumulación primaria,’ del siglo XIV al 19; el próximo fue la de la acumulación regular, con un ímpetu de inercia llevado delantero de la acumulación primaria.
“Con el capitalismo surgió Europa, y con Europa el mito de la “civilización europea” – una civilización que se basó en la esclavitud africana, las plantaciones norteamericanas, especias asiáticas, metales preciosos de todos los tres continentes no-europeos – basado, también, en numerales indios, álgebra árabe, la astronomía y la navegación (un árabe-indio tomó a da Gama a India de Mombasa) y pólvora, papel y brújulas Chinas. Esta civilización europea- no europea era la admiración narciso-como la de sus propias conquistas. La espada, la arma de fuego, el asesinato, la violación, el robo y la esclavitud fueron la base material real de la idea de la superioridad europea.
“Fue de este proceso que la idea misma de un hombre europeo surgió, una idea que no existía ni siquiera en la etimología antes del siglo 17. Antes de la trata de esclavos en África no había ni una Europa ni un europeo. Finalmente, con el Europeo nació el mito de la superioridad europea y de la existencia separada como una especie especial o “raza”; de hecho de ahí surgió el mito de la raza en general, desconocidos para la humanidad antes – incluso la palabra no existía antes de la lingua franca de las Cruzadas – el mito particular, fue que había una criatura llamada Europea, lo que implicaba, desde el principio, un “hombre blanco”.
“El colonialismo, especialmente en África, creó el concepto y la ideología de la raza. Antes del colonialismo capitalista- no había razas, pero ahora, de repente y cada vez más, hubo razas: una vez nacido, el mito se convirtió en una ‘realidad’ “.
Los Comunistas Blancos Deben Estar Comprometidos a Derrocar el Poder Blanco
Es esta realidad aquí explicada, que ha ayudado a dar forma a nuestra visión del mundo como Internacionalistas Africanos. Somos revolucionarios. Nuestro objetivo es revertir el veredicto del imperialismo, para resolver los problemas de la revolución y derrotar al imperialismo por siempre en la lucha por la liberación y unificación de África y los africanos bajo la dirección de la clase trabajadora africana.
Por lo tanto, no fue el veneno racial que nos llevó a decir en nuestro Tercer Congreso en 1990:
“El hecho es que el capitalismo nació como el poder blanco parasitario y debe ser derrotada como poder blanco parasitario. Los auténticos comunistas de todas las nacionalidades deben estar conscientemente comprometidos con el derrocamiento del poder blanco, y los comunistas blancos deben estar comprometidos con la lucha por la victoria del poder negro sobre el poder blanco.
“El comienzo del proceso de los comunistas blancos en los EE.UU. y el mundo para abandonar los intereses del imperialismo y la integración de sus propios intereses con los intereses de las masas trabajadoras del mundo es subordinar sus intereses a las luchas de los pueblos oprimidos del el mundo para derrocar el poder blanco parasitario.
“En los EE.UU. esto sólo puede hacerse a través de unirse a la lucha anti-colonial por el poder negro. Concretamente, esto significa unirse al Comité en Solidaridad con el Pueblo Africano, una organización de y subordinada al Partido Socialista del Pueblo Africano, el destacamento de avanzada de la clase revolucionaria  trabajadora africana y de los campesinos pobres. “
Ninguna discusión abstracta de salón aquí.
Los Internacionalistas africanos reconocen que hoy en día África y gran parte del mundo africano sufre del neocolonialismo, el gobierno indirecto de las potencias imperialistas que siguen controlando la economía de África después de la finalización formal del colonialismo o el dominio blanco directo. A menudo esto es referido como “Independencia de Bandera,” por que el neocolonialismo reduce los actuales dirigentes y jefes de Estado en África a meras marionetas cuyos hilos son movidos por fuerzas externas, con gran detrimento para los africanos.
Los neocolonialistas son en su mayoría procedentes de las filas de la burguesía pequeña africana cuya función principal es la producción de los funcionarios y representantes del pensamiento imperialista.
Ellos no pueden dirigir la lucha por la liberación de nuestro pueblo hasta su finalización. Tampoco está en los intereses de la pequeña burguesía, que se benefician económicamente de su relación con las potencias coloniales, para liderar con éxito la lucha para la eliminación de las fronteras creadas por el imperialismo en África. Para ellos, esto significaría la destrucción de la pequeña burguesía como una clase por que los microestados de África sirven para reproducir a los neocolonialistas como fuerza social.
Esta es la razón por la cual el Internacionalismo Africano exige la unificación de la clase trabajadora africana en su propia organización revolucionaria con el objetivo principal de la liberación y unificación socialista  de África y los africanos en todo el mundo.
La unificación revolucionaria de la clase obrera africana significa la unidad de clase.
Es la unificación de la clase revolucionaria que tiene como misión histórica la derrota del imperialismo y la construcción de una nación unida socialista.
Para tener éxito en la liberación y unificación de África y los africanos, la clase trabajadora unificada debe estar ligada en una sola organización con un solo centro, una sola la línea política y una trayectoria revolucionaria común.
Esta es una de las cuestiones que definen las diferencias entre los verdaderos revolucionarios y de los Pan-Africanistas y otros impostores. Este es uno de los temas que le ha ganado a Garvey la ira de los liberales de la pequeña burguesía africana y que diariamente se esta ganando la oposición por estas mismas fuerzas sociales nuestro Partido y la ASI.
El Internacionalismo Africano reconoce que la unidad organizativa de la clase trabajadora africana es necesario para darle a cada expresión de la Revolución Africana en cualquier parte del mundo un carácter estratégico. Reconoce que la unificación organizativa revolucionaria bajo el liderazgo de la clase trabajadora africana es la unificación práctica de los africanos y el estado-nación revolucionario africano.
El internacionalismo Africano es, por lo tanto, una teoría de práctica! No se puede ser un Internacionalista Africano  simplemente manteniendo diversos principios abstractos. Una característica distintiva del internacionalismo Africano es el hecho de que no es una teoría para explicar el mundo, sino para cambiarlo. El internacionalismo Africano es la teoría con un plan.
Esto significa que el Internacionalismo Africano exige la participación práctica en la lucha por la unificación práctica de África y los africanos. La máxima expresión de este compromiso práctico es la Internacional Socialista Africana (ASI), el Partido internacional del destacamento de avanzada de la clase organizada y revolucionaria-la clase trabajadora africana.
La Internacional Socialista Africana Crece en África
    En noviembre del 2009, fuimos testigos del histórico lanzamiento del Partido Socialista del Pueblo Africano (PSPA)- Sierra Leone y la fundación de la Internacional Socialista Africana en el Este y Oeste de África. Estamos experimentando crecimiento organizativo en Canadá, Europa y en varias ciudades en los Estados Unidos. Estamos incrementando nuestra influencia política y organizativa alrededor de los Estados Unidos, África, Sur America y el mundo.­
    El PSPA ha estado al frente en la lucha por exponer al régimen neocolonial de Barack Hussein Obama, la cara mas reciente del imperialismo insidioso Norte Americano y mundial. 
El Partido Socialista del Pueblo Africano ha dirigido la lucha para exponer el régimen neocolonial de Barack Hussein Obama, la cara más reciente e insidiosa de EEUU y el imperialismo mundial. Aún cuando nacionalistas burgueses africanos y comunistas sucedáneos ofrecen disculpas para el régimen de Obama, nuestro Partido ha tenido fijo el reconocimiento y la postura que el imperialismo es el imperialismo a pesar de la tez de su último representante.
El trabajo central del Partido ha sido la Internacional Socialista Africano . Este trabajo representa nuestro reconocimiento que el Movimiento de Liberación Africana, ya sea en EEUU, África o en otra parte, tiene un largo plazo que ha llegado a sus limitaciones cuando es emprendida dentro del contexto de las fronteras creadas por los imperialistas, hoy existentes en África y el mundo. Estas fronteras colonialmente impuestas son utilizadas para separar africanos de uno al otro y de nuestros recursos que son explotados diariamente a costa de nuestra libertad y bienestar material.
Durante años nuestro trabajo dentro del ASI giró alrededor de situar y ganar la participación de grupos revolucionarios existentes dentro del mundo africano. Durante años fuimos decepcionados por la incapacidad de organizaciones existentes, ya sea a causa de limitaciones ideológicas, orientación de clase o ambos, para dar unidad práctica al proyecto de ASI.
A causa de esto, modificamos nuestra estrategia del ASI para incluir la construcción del Partido Socialista del Pueblo Africano en cualquier parte del mundo mientras continuamos buscando otras organizaciones para unirse con nuestros esfuerzos para construir el ASI. Nos embarcamos a organizar africanos para el Partido dondequiera que reconocimos el potencial. Con estos cuadros del Partido comenzamos a establecer avanzadas de ASI en Europa, África y en otra parte.
En 2005, más de veinte años después de que el Primer Congreso del Partido en 1981 tomara el acuerdo poniendo bajo el mandato la edificación del ASI, finalmente logramos consolidar el trabajo de ASI en el Continente de África.
El desarrollo del ASI en África Occidental vino a consecuencia de las conferencias del ASI que anualmente hemos tenido en Londres. A causa del significado de Londres como un punto mayor de tránsito para africanos a través del mundo, nosotros asumimos que ganaríamos finalmente la participación al ASI de africanos con lazos inmediatas al Continente africano y del Caribe.
En el 2001, el liderazgo brillante y coherente del Camarada Luwezi Kinshasa en Londres nos puso en  contacto con el  Congreso Pan- Africano de Azania (PAC) desde el arreglo negociado en 1994 cuando cambió la forma de apartheid del estado capitalista en Sudáfrica.
Subsiguientemente pudimos empezar el trabajo con sectores del PAC en nuestra tentativa para ganarlos al proyecto de ASI. Sin embargo, a pesar de todos nuestros esfuerzos, las luchas internas y otras contradicciones dentro de PAC, inclusive sus insuficiencias ideológicas y su apoyo contradictorio de la clase obrera, restringieron nuestra capacidad de influir su trayectoria hacia la dirección del ASI.
En 2005, un líder de una organización de masas, militante y juvenil en Sierra Leona oyó nuestra llamada. La participación del Camarada Chernoh Alfa M. Bah y el Movimiento Africanista bajo su liderazgo han tenido como resultado un avance mayor para el Africana. En octubre del 2008, el Camarada Chernoh organizó una Conferencia de ASI en África Occidental que resultó histórica. La revolución socialista fue colocada en el orden del día en Sierra Leona por primera vez desde los años treinta.
Durante esta vez, con participación y solidaridad de africanos y de otros de a través del mundo, la APSP-SIERRA Leona lanzó Radio de Uhuru, una estación de FM que representará los puntos de vista y los intereses de la clase obrera, y campesina africana y de las fuerzas pobres democráticas nacionales revolucionarias de Sierra Leona y la región.
En noviembre del 2009, coherente con su constitución de bosquejo, el ASI se consolidó en Sierra Leona como el Partido Socialista del Pueblo Africano. Además del trabajo para construir el ASI en África Occidental, nosotros hemos consolidado un comité para construir el ASI en África Oriental y nos estamos movilizando rápidamente para construir el Partido Socialista del Pueblo Africano-Kenia .
La Conferencia del ASI en la región de África Oriental se celebro en Nairobi en abril de 2009 y tuvo éxito aún sin esfuerzos masivos de publicidad, que no fueron posibles debido a las preocupaciones de seguridad que un perfil alto público invitaría ataques por el gobierno keniano neocolonial. Durante la conferencia, casi 50 de los asistentes se apresuraron para unirse al ASI.
Otra vez, esto fue un resultado del trabajo valiente del Camarada Chernoh Alfa M. Bah, un miembro de nuestro Partido y Director de Organización del ASI, que desarrolló un plan rápido de movilización para procurar establecimiento del ASI en casi cada región africana a finales del 2009.
Un aspecto importante de la Conferencia Africana Regional de Nairobi, Oriental que demostró nuestra creciente capacidad organizativa , fue el hecho que pudimos ir a Kenia con otros cuadros del Partido que jugaron papeles importantes en la conferencia.
Estos fueron cuadros de Londres que incluyó al Camarada Luwezi Kinshasa, el Secretario-general del ASI, junto con fuerzas de seguridad de Sudáfrica y de otros de EEUU. Desde esa conferencia de abril, el Camarada Chernoh ha regresado a Kenia y realizado otras reuniones organizativas, algunos ensayos y educación política. En febrero del 2010, otros miembros del Partido en EEUU viajaron a Kenia para extender la instrucción de las fuerzas locales de allí para lanzar el Partido Socialista del Pueblo Africano-Kenia y expandir el trabajo del ASI alrededor de la región de África Oriental.
La capacidad creciente del Partido Socialista del Pueblo Africano también fue obvia en el hecho de que siguiendo la Conferencia Regional del ASI en abril 2009 en África Oriental, nosotros pudimos tener simultáneamente otras dos conferencias regionales del ASI exitosas en mayo. La Conferencia Regional norteamericana fue celebrada en Washington, D.C. y la Conferencia europea de Regional tomo lugar en Manchester, Inglaterra.
La Resolución del ASI fue Adoptada en el Primer Congreso del Partido
Este trabajo para construir la Internacional Socialista Africana está en un nuevo nivel de desarrollo, pero haríamos bien en recordar que el ASI no es un nuevo proyecto para nuestro Partido. Es un trabajo, que cuando colocado en la perspectiva histórica, nos ayuda a comprender la visión sagas de nuestro Partido. Nos ayuda a comprender el significado de nuestro Partido como el líder de la clase obrera africana internacional, su destacamento de avanzada, que comprende claramente la manera hacia adelante y se prepara para la conquista del poder político. Este es el trabajo que fue iniciado formalmente en nuestro Primer Congreso Partidario en 1981. El camarada Chernoh, el Director de Organización del ASI , no podría haber tenido más de dos años cuando tomamos el acuerdo para construir el ASI, indicando en parte:
“El Partido Socialista del Pueblo Africano hace un llamado a todos los africanos revolucionarios en todos los países del mundo para unirse con nosotros en una asociación internacional socialista de todo-africano que aumentaría nuestra capacidad para realizar nuestra misión histórica de liberar y unir a nuestro Pueblo y madre patria, y para derrotar al imperialismo y promulgar un nuevo día de paz, de libertad, y del socialismo mundial.
“El Partido Socialista del Pueblo Africano hace un llamado a todo africano revolucionario en todos los países del mundo para unirse con nosotros en una asociación internacional socialista todo-africana, que asumiría las tareas de:
“1. Liberar y unir a toda África bajo un estado todo-africano socialista; “
“2. Unir, coordinar, y prestar ayuda y dirección general para las luchas revolucionarias de todas los Pueblos africanos dondequiera que ocurran, siempre y cuando los objetivos de tales luchas sean consecuentes con los objetivos de la asociación internacional;
“3. Lograr la consolidación objetiva de la nacionalidad africana para todas las personas africanas dondequiera que seamos oprimidos y explotados a través del mundo debido a las maquinaciones del imperialismo.
¡”Africanos del mundo, tomen la historia en sus propias manos! ¡”Africanos del mundo, únanse para construir la Internacional Socialista Africana!” En la  Resolución Principal del Tercer Congreso del Partido en septiembre 1990, elaboramos la posición del Partido que la Internacional Socialista Africana es nuestra tarea estratégica más importante:
“Este trabajo para construir la Internacional Socialista Africana será el foco central de nuestro trabajo revolucionario. Ocurrirá bajo el lema: ‘Izwe Lethu i Afrika,’ apropiado del Congreso Pan-Africanista de Azania. “A distinción del Pan-Africanismo, que históricamente ha confiado principalmente en el liderazgo de la burguesía insignificante africana como cabezas de organizaciones o estados ilegítimos creados por los colonialistas para lograr sus objetivos, la Internacional Socialista Africana dependerá de la base social de africanos concientes y organizados bajo el liderazgo revolucionario de la clase obrera africana.
“Entonces, como un instrumento de movilización, también hemos declarado en este Congreso que esta es ‘la era de la Revolución y unificación socialista de África y de las personas africanas bajo el liderazgo de los obreros africanos y campesinos pobres’.
“Debemos tomar la pregunta de África y su relación a la estructura de la economía capitalista mundial y nuestra relación a ella a cada comunidad africana en el mundo. Esto es importante por mil razones. África esta sufriendo sin ningún alivio obvio a la vista”. El hecho que determinamos que nuestro trabajo central sería construir a la Internacional Socialista Africana no significa que el Partido esta activo en luchas de base en todas partes. Nuestro reconocimiento de la Internacional Socialista Africana como la tarea central y estratégica de nuestro Partido no significa que nosotros no estamos pendientes de las luchas alrededor de los asuntos y preocupaciones urgentes de la clase obrera africana y de la nación colonizada dondequiera y donde ocurren en el mundo.
De hecho, nosotros vemos todas estas luchas contra el imperialismo como escuelas para aumentar la capacidad luchadora de nuestro Partido, de la clase y la nación colonialmente oprimida. Lo que significa es que el trabajo de liberar y unificar a África y al Pueblo africano mundialmente, trabajo que le da su significado al ASI, es nuestro trabajo indicador, el trabajo alrededor del cual todo lo demás gira.
El Movimiento Popular Democrático Internacional Uhuru (InPDUM) Encabeza la Resistencia de Masas
El vehículo principal por cual el Partido lleva a cabo la lucha de masas  es el Movimiento Popular Democrático Internacional Uhuru (InPDUM). Aunque InPDUM haya sido acosada con una bandada de contradicciones al paso de los años, recientemente la organización ha comenzado a adelantarse en algunas maneras cruciales. InPDUM ha sido el líder primario de la resistencia de masas, estratégicamente informadas y organizadas dentro de la comunidad africana en EEUU. La InPDUM, ganó algo de notoriedad crítica durante la campaña para elegir a Barack Hussein Obama como presidente de EEUU. Mientras otros que reclaman el liderazgo de nuestro Pueblo se capitularon o fueron inmovilizados por la campaña y la elección de Obama, InPDUM ha estado a la delantera de la lucha para exponerlo como otro ayuno que habla por un imperialismo altamente desesperado.
En el proceso de esta lucha, InPDUM también ha, por comparación, expuesto el oportunismo dentro del Movimiento Africano de Liberación en EEUU, que en su mayor parte estos oportunistas han abandonado a los trabajadores y a las masas africanas, dejándolas desarmadas contra el imperialismo en su nueva y seductora forma. En ausencia de un enfoque de lucha estratégico y teóricamente sano, basado en una línea correcta y sin un verdadero programa revolucionario, la mayor parte del Movimiento Africano de Liberación fue empujado a acciones definidas por la campaña de Obama y su elección.
Es decir, la mayoría de postulaciones y acciones fueron basadas en la espontaneidad, por mucho tiempo reconocido como la madre del oportunismo.
Fue la presencia y las acciones de InPDUM en una reunión de Obama en San Petersburgo, Florida, que interrumpió la apariencia de campaña de Florida y zumbó su serenidad con el canto y lema/pregunta sencillas: -¿Qué tal con la población negra?-
Fue InPDUM que tomó parte en foros públicos que criticaron la elección de Obama, no sólo como una tentativa andrajosa de camuflaje imperialista, pero también para desviar la actividad política de las masa africanas lejos de la política revolucionaria independiente bajo sus intereses propios.
Fue InPDUM que utilizó el lema: “Qué tal con la población negra”? para su Convención del 2008, donde lanzó nuestro Programa Democrático Nacional Revolucionario (RNDP) que se dirigió a las necesidades y las aspiraciones de nuestra clase y Pueblo. En un esfuerzo para levantar el nivel de discusión durante la elección, InPDUM luchó por hacer los programas de los candidatos a la presidencia el enfoque del debate para forzar una comparación entre los programas del Partido demócrata representado por Obama y el Programa Democrático Nacional Revolucionario de las masas africanas postuladas por InPDUM.
Además, InPDUM ha dirigido las luchas en ciudades en California y Pensilvana contra las intenciones por administraciones municipales de utilizar recortes económicos de servicios cruciales para facilitar los intentos de la burguesía para restar la carga de la crisis económica capitalista a las espaldas de personas africanas y las masas trabajadoras. Estas luchas han resultado en ataques salvajes por parte de la policía contra nuestros organizadores en Filadelfia y en intentos por silenciar la resistencia con represión policíaca y tribunal.
No obstante, InPDUM ha sido inexorable. Al emprender la lucha en defensa de los dos camaradas que enfrentan cargos por delitos mayores a causa de su exposición pública de la bomba económica lanzada contra la comunidad af